lunes, 10 de octubre de 2016

Aportes para la Educación de los niños y jóvenes de Hoy.

Sin duda que la formación de los niños, adolescentes y jóvenes en la sociedad actual, demanda de respuestas innovadoras que trastoquen las estructuras de los sistemas educativos, reorienten las políticas educativas, exijan nuevas competencias docentes en las escuelas y comprometan a los padres de familia en la educación de sus hijos. Es decir, un abordaje integral que finalmente se concrete en la formación de ciudadanos que contribuyan a mejorar la calidad de vida de las personas.
Pero visto desde la práctica, ¿cuáles son las necesidades de aprendizaje de los estudiantes en la actualidad?, ¿qué desempeños deben evidenciar los docentes para que contribuyan a solucionar los actuales y futuros problemas del contexto que los seres humanos debemos resolver?.  Existen varias preguntas para la reflexión, pero nos limitaremos a dar algunas respuestas a éstas dos.


La Neurociencia,  plantea algunos desafíos para la educación, que nos ayudan a reflexionar sobre las preguntas planteadas. El dominio de la Neurociencia para los Educadores es como la  Biología para los Médicos. Los estudiosos que desarrollan esta línea de investigación, sostienen que, los estudiantes requieren cursar materias o asignaturas imprescindibles como: Educación Física, Educación Artística, los Idiomas y a estas se suma El Ajedrez (Guillen, 2015). Un dato más en esta línea, universidades que lideran el ranking en el mundo: MIT, Harvard, Cambridge, Oxford; coinciden en exigir a sus ingresantes cuatro rasgos: 1) demostrar alto rendimiento académico (lo requieren la mayoría de universidades del mundo), 2) la práctica de un deporte, 3) dominio del arte y 4) los idiomas extranjeros certificados.
Pero qué aporta la Educación Física a los estudiantes, a los seres humanos. Es evidente que, “mente sana en cuerpo sano”, es una de las frases conocidas por la mayoría; pero además de esto, contribuye al funcionamiento del cerebro y potencia el aprendizaje; mejora la plasticidad sináptica (conexiones neuronales), genera nuevas neuronas (neurogénesis) y aumenta la irrigación sanguínea en nuestro cerebro. Y qué pasa con el Arte?. Bueno, el arte educa la creatividad, contribuye a formar el compromiso emocional, la perseverancia, reflexión, concentración, belleza, autocontrol, entre otros beneficios. Los idiomas, entre éstos el inglés, en una sociedad globalizada son impostergables, de utilidad cotidiana, para buscar información en internet, conocer otras culturas, turismo, investigación, pasantías, becas, etc. Y el ajedrez?, es incorporar un componente lúdico a la educación, educar la concentración, la capacidad de análisis, el aprendizaje de los errores, entre otros beneficios.
Consideramos que esta es una alternativa educativa necesaria para ser aplicada desde el hogar, por las familias, y en la escuela, por los profesores. Como se observa el planteamiento es integral; pues la práctica en los niños de una actividad física, del arte, de los idiomas; tiene que iniciar en el hogar, seguir en la escuela con un currículo que incluya estas necesidades de aprendizaje y con profesores con las competencias requeridas para este propósito.
Sobre las competencias docentes para el profesorado, existen propuestas muy valiosas que contribuyen a dar respuesta al perfil de docentes que los estudiantes necesitan en la actualidad. Especialistas como Miguel Zavalza (2011), Perrenound (2008), Imbernon (2011), entre otros investigadores, coinciden en incorporar a las clásicas competencias de la gestión del proceso de enseñanza aprendizaje, la gestión de la escuela y el trabajo en equipo; el dominio de las tecnologías de información y comunicación para aplicarlas en la enseñanza. En esta misma dirección, el Ministerio de Educación del Perú, en el documento Marco del Buen Desempeño Docente (MBDD), publicó en el 2012, las competencias que el docente debe acreditar de acuerdo a las exigencias del sistema educativo peruano.
Son propuestas teóricas valiosas; sin embargo, requerimos con mayor urgencia la práctica de éstos y otros planteamientos que contribuyan a la mejora de la calidad de los aprendizajes en los estudiantes. Lo más cercano a la práctica es, enseñar y aprender con el ejemplo. Una sociedad que eduque con su cultura, maestros que transmita testimonialmente el amor por el aprendizaje, por la lectura, la escritura, la investigación y el uso de tecnologías; padres de familia que dediquen tiempo a sus hijos para orientarlos y educarlos en valores. Es decir una suma de esfuerzos que son posibles de hacer y que nos permitirá vencer los bajos resultados educativos que preocupan a la sociedad peruana. Que los niños practiquen el deporte, el arte y los idiomas y que los adultos los enseñemos con el ejemplo.
Referencias Bibliográficas.
Guillen, J. (2015). “¿Qué materias son las más importantes?”. En Forés, A.  Neuromitos en Educación: El aprendizaje desde la neurociencia. España: Plataforma Actual. Pp 17-35.
Imbernón, F. (2011). Un nuevo desarrollo profesional del profesorado para una nueva educación en el siglo XXI. Revista Educação Skepsis, 2.
Perrenoud, P. (2008). Diez nuevas competencias para enseñar: invitación al viaje (Vol. 196). Graó.

Zavalva, M. (2011). Competencias Docentes del Profesorado Universitario. España: NARCEA
Publicar un comentario