jueves, 28 de octubre de 2010

Modelo Educativo Universitario: Componente Didáctico.

El componente didáctico del modelo educativo, permite la concreción de las intencionalidades formativas de los estudiantes universitarios que están explícitas en el currículo. El fundamento de este componente es la Didáctica.

La didáctica de la educación superior estudia el proceso formativo de los estudiantes, el mismo que es planificado, ejecutado y evaluado. Además, la didáctica se subdivide en: didáctica general y didáctica específica.

La didáctica general, comprende los principios, elementos y categorías del proceso de enseñanza aprendizaje, los cuales se derivan de la Pedagogía como ciencia de la educación y de la teoría curricular. La didáctica específica, está organizada fundamentalmente en función a la lógica de una disciplina científica o de varias similares.

En la docencia universitaria, el profesor en la mayoría de casos, desarrolla las asignaturas o módulos teniendo en cuenta sólo la lógica de su especialización. Sin embargo, esto no es suficiente. El marco conceptual, teórico y metodológico de la didáctica general es imprescindible para la docencia universitaria creativa e innovadora en un contexto social – científico – tecnológico altamente cambiante, donde la generación de nuevos modelos didácticos es la respuesta más pertinente.

Entre los modelos didácticos de mayor presencia en la docencia universitaria está el transmisivo – tradicional, que consiste en la transmisión estructurada de los contenidos de la disciplina y evaluar en función a la adquisición memorística de éstos previamente expuestos. También están, el modelo tecnológico, que responde a una perspectiva positivista, obsesionada por la eficiencia, caracterizada por la planificación pormenorizada y rígida de la programación y la cuantificación del aprendizaje de los estudiantes en indicadores de conductas observables; el modelo espontaneísta, que es el más idealista, donde el foco de atención se traslada de los contenidos y del profesor hacia el aprendizaje espontáneo y natural del estudiante, y, el modelo integrador, también denominado de investigación, cuya finalidad es el enriquecimiento del conocimiento de los estudiantes desde una visión más compleja y crítica de la realidad para transformarla, destaca la importancia del “principio de investigación”, que se aplica al aprendizaje de los estudiantes, a la formación profesional de los profesores y a la construcción del conocimiento (1).

El modelo didáctico fundamenta científicamente la enseñanza, analizándola formalmente. Expresa la configuración del proceso enseñanza aprendizaje teniendo en cuenta los fundamentos teóricos – científicos derivados de los modelos pedagógicos y curriculares que lo contienen; además, tiene un conjunto de características que responden fundamentalmente a los sujetos que participan en éste, de los procesos que se desarrollan y la secuencia didáctica. Ésta última es la expresión externa del modelo didáctico que viene a ser un conjunto de momentos o fases a que tiene lugar una sesión de clase.

Aplicar la didáctica de la educación superior significa, esencialmente desarrollar tres fases: planificación, ejecución y evaluación didáctica.

La planificación didáctica, comprende el saber pensado en el actuar del profesor universitario, que a nivel micro-curricular se expresa en el sílabo y en la clase. Además, son indicadores de esta fase: la elaboración de materiales impresos o digitales, la generación de un aula virtual, de un curso virtual, la previsión de tareas, de los sistemas de comunicación sincrónica, asincrónica, multicrónica a través de las TIC, la previsión de insumos en los laboratorios, las coordinaciones para las prácticas o trabajos de campo e instrumentos de evaluación.

La ejecución didáctica, es la fase operativa del proceso compuesta fundamentalmente por la relación profesor – estudiante – contenido. Las relaciones humanas entre los principales actores de este proceso, determina el clima de aprendizaje muy importante para la formación integral del estudiante. También, se incluye al método como el componente externo del proceso, porque expresa las estrategias metodológicas que utilizan el profesor, los medios y las formas de enseñanza.

La evaluación didáctica, forma parte del proceso didáctico y, es muy importante para visualizar los resultados de los aprendizajes y la transferencia del saber aprendido a situaciones aplicativas. El profesor define los criterios, indicadores, técnicas e instrumentos de evaluación.

Los profesores universitarios son los responsables de investigar para generar modelos didácticos que se adecuen a las necesidades y demandas de aprendizajes de los estudiantes, para luego validarlos en su práctica docente

(1) López, E. (2008). Análisis de los modelos didácticos y estrategias de enseñanza en Teleformación: Diseño y experimentación de un instrumento de evaluación de estrategias de enseñanza de cursos telemáticos de formación universitaria. Tesis Doctoral. Universidad de Sevilla

Publicar un comentario